¡Ahí viene el lobo! Recuperando al lobo mexicano.

Durante el 2018,  la población silvestre de lobo mexicano creció un 12%.
Durante el 2018, la población silvestre de lobo mexicano creció un 12%.

Recuperando al lobo mexicano, hemos recibido grandes lecciones sobre conservación y trabajo binacional. ¡Hola “Cachoras del desierto” !
Esta semana se publicaron interesantes cifras acerca de la conservación del lobo mexicano en EEUU. Apenas en Diciembre supimos que el 2018 había sido el año con mayor mortalidad (21).
Es interesante saber que existen 32 manadas de lobo mexicano de mas de 2 individuos y 7 individuos solitarios. De estas manadas, fueron 18 las que se reprodujeron y 16 cuyos cachorros sobrevivieron. Nacieron 81 crías, de las cuales 47 (58%) sobrevivieron el primer año. En total existen 131 lobos mexicanos en estado silvestre en los Estados Unidos, 64 en Arizona y 67 en New Mexico. Esto significa que sin contar los cachorros que no sobrevivieron, casi el 14% (21 de 152) de la población de lobo mexicano murió en un año. A pesar de todo, notablemente la población de lobo mexicano creció un 12%.


Victima de su mala reputación, el lobo sigue siendo asesinado por ignorancia de su probado beneficioso rol en los ecosistemas.

Victima de su mala reputación, el lobo sigue siendo asesinado por ignorancia de su probado beneficioso rol en los ecosistemas.

“Ahí viene el lobo”. Increíble regreso antes de la extinción.


Victima de su mala reputación por atacar animales en los ranchos fue cazado sin misericordia. El lobo fue desapareciendo en los EEUU y los que cruzaban al norte desde Mexico y corrian la misma suerte. A principios de los 40’s en los EEUU y en el 2001 en México, se creyó que el lobo gris mexicano estaba extinto. Entonces del 1977 al 1980 un cazador de lobos norteamericano Roy McBride, fue contratado para atrapar lobos vivos. Fue así como se consiguieron 3 de los lobos con los que se inicio el programa de recuperación. Sin embargo el mismo Roy cometió el error de indicar que los 4 lobos que el no había cazado estaban cruzados con perros. Un estudio genético realizado en el 2017 demostró que los lobos no tenían genes de perro en su sangre. Sin embargo se cree que es posible que los lobos puedan cruzarse con perros y coyotes. El lobo sigue siendo asesinado por ignorancia de su probado beneficioso rol en los ecosistemas. En si, la historia de la recuperación del lobo mexicano es fascinante y todos podemos aprender de ella.

Recuperando al lobo mexicano y aprendiendo grandes lecciones.

De 32 manadas de lobo mexicano que existen en estado silvestre en los EEUU, 
47 cachorros sobrevivieron el primer año de vida.

De 32 manadas de lobo mexicano que existen en estado silvestre en los EEUU,
47 cachorros sobrevivieron el primer año de vida.

Además de malnutrición y enfermedades, el hecho de que la actual población silvestre de lobo mexicano descienden de solo 7 lobos presenta retos genéticos. Las crías de camadas grandes nacen con la desventaja de que las madres no saben criar y no pueden criar a sus cachorros en el monte. Entonces se implementó la práctica de “amamantamiento cruzado” que consiste en poner a los cachorros a salvo. Se seleccionaron manadas mas pequeñas donde la madre tenia mas experiencia en la crianza y vida silvestre. Esta técnica ha dado resultados como pueden apreciar en el siguiente vídeo.

Espero hayan disfrutado de esta exitosa historia de conservación que avanza a pesar de todo. Solo esperamos que no se siga matando a los lobos en nombre del progreso económico. Otra amenaza es la construcción de muros que impiden el intercambio de individuos a nivel de genético y de poblaciones, de acuerdo a los cientificos. Es preciso se comprenda la importancia del lobo a la cabeza de la cadena alimenticia y se entrene a la gente a sacar adelante sus tareas sin necesidad de aniquilar al lobo. Nos cachamos aquí en el blog próximamente. Mantengamos el Desierto Vivo. ~MM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *