Hoy me amé.

¡Hola queridos! M Aquí y ahora, compartiéndoles que hoy me amé.
No hace mucho les escribía AQUI sobre la importancia de salir a tomar la luz del sol. Espero lo estén haciendo ya que es vital para la salud y el estado de animo. Pasemos AHORA a sumergirnos en la gran emoción de encontrar luz dentro de nosotros. Algunos lo hemos experimentado, otros estamos listos para descubrirlo.

HOY me amé.
No es todos los días que uno se decide a declarar su AMOR al ser querido.

Hay muchas maneras de lograrlo, comencemos por reconocer que hay luz en nuestro interior. Aparte del oxigeno, del agua y el alimento, existe esa chispa que nos hace arrancar para continuar avante. Cuando reflexiono en esto, se vienen pensamientos sobre duros episodios en mi vida. Brevemente paso de pensar en los momentos difíciles hacia ¿que fue lo que me hizo salir de ellos?. Algunas cosas me han funcionado bien una y otra vez y quisiera en otro espacio comentar sobre ello.

Amarse esta bien, demostrárselo esta mejor.
No es todos los días que uno se decide a declarar su amor.

Comenzaré  por decirles que en este día solo quiero felicitarme, decirme frente a frente lo que hice bien. Fue oportuno de mi parte sacar entonces lo mejor de mi misma para continuar. Actué con diligencia frente a los desafíos del camino. Me porte valiente para “dejar ir” lo que de todas maneras se iba. He tenido paciencia y compasión para curar las tremendas pérdidas que por ley natural he sufrido.  He recurrido a cualquier conocimiento adquirido para explicarme lo que sucede. Las metáforas han sido prácticas amigas en mi vida, me han ayudado a interpretármela. Por otro lado, cuando por mas que investigo el porque, concluyo en una dualidad indivisible, lo declaro paradoja. Metáforas y paradojas, de ambas aprendo. El principio y el fin son uno solo: “Es lo que es”.

Para ilustrar este rebuscamiento, me lo he encontrado plasmado tan simple en esta candorosa oda de S.C. Louri, que yo interprete así:

“Podrías haberte tornado amargo, pero resolviste hacerte valiente. Enfrentaste la posibilidad de darte por vencido, pero mantuviste el paso. Pudiste desfallecer ante los obstáculos, pero les llamaste aventuras. A lo que pudo ser maleza, les llamaste flores silvestres. Hubieras podido terminar como una oruga, pero decidiste perseverar hasta ser mariposa. Te hubieras habituado a privarte de bondad, pero optaste por demostrarte amor propio. Pudiste encajonarte en la oscuridad de tus malos momentos, en cambio en ellos distinguiste tu propio fulgor.”

 

Hoy por hoy, me dedico estas palabras a mí  misma. Porque en este pequeño recuento, he inventariado mis herramientas. Quizá mi mérito ha sido encontrar luz, pero no al final del camino, sino dentro de mi misma. El hecho es que hoy me amé. Con gracia veo lo que he crecido, con gratitud abrazo quien he sido. Me siento bien. Así que mis queridos, hoy aménse mucho. Ya sea que su corazón clame reconocimiento o apetezca de ternura, dedíquense estas líneas frente al espejo. ¡A la próxima! . #Besititos #ViVeBoNiTo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *