2019: Propósitos con Mindfulness.

Si no hemos ogrado cumplir nuestros propositos en años anteriores, es tiempo de intentar el Mindfulness.
2019: Propositos con Mindfulness es la estrategia mas efectiva que podemos plantearnos.

Este 2019, enfoca los propósitos con mindfulness.
¡Hola amigx! M Aquí, ordenando mis propósitos para el 2019. Cada año nos proponemos cambiar, pero nuestras intenciones solo persisten por un mes. Sin embargo otras cosas hemos cambiado sin siquiera proponérnoslo. Es tiempo de aprovechar la energía y espíritu que trae el nuevo año en el verdadero logro de nuestros propósitos.
Los expertos dicen que solo el 8% de la gente cumple sus propósitos. Ademas aseguran que la idea de los propósitos dura solo 8 días. También se dice que mayoría de los propósitos tratan de perder peso, tener orden o ahorrar dinero. Los tres objetivos son sensatos y generalizados. ¿Por que es entonces que muy pocos los cumplimos?

La pregunta es si el hecho de no cumplir nuestros propósitos de Año Nuevo los hace mas difíciles cada año.
La pregunta es si el hecho de no cumplir nuestros propósitos de Año Nuevo los hace mas difíciles cada año.

Lo difícil de “Necesitas proponértelo”

Tal pareciera que los propósitos están destinados a fracasar desde el punto y momento que los colocamos en la dimensión de lo imposible. Hay muchas cosas tan o mas difíciles que realizamos a diario. De hecho, es muy difícil conseguir y mantener un empleo al cual le debes un compromiso diario. También es difícil mantener una casa en funciones o aprender en la escuela. Sin embargo esas cosas están ya incorporadas en nuestros hábitos. Entendemos en estas tareas cotidianas la relación que existe entre esfuerzo y compensación. Ademas sabemos que todas ellas requieren paciencia y constancia. En síntesis conjugamos esfuerzo, paciencia y constancia con la idea de que vamos a obtener algo de valor. ¿Por que no puede ser así con esos propósitos de Año Nuevo?

La intención es lo que cuenta.

En medio de la algarabía del fin de año, deseamos de todo corazón retardar lo mas que se pueda, el periodo de cumplir nuestros propósitos.
En medio de la algarabía del fin de año, deseamos de todo corazón retardar lo mas que se pueda, el periodo de cumplir nuestros propósitos.

Si lo que nos proponemos es bajar de peso, tener mas orden en casa o ahorrar dinero, necesitamos valorar nuestras intenciones. ¿Para que deseo bajar de peso, que voy a obtener y cuanto vale eso para mi, para mi vida y para mi felicidad? Si no tenemos la intención de sentirnos mejor, de tener salud para lograr algo, nuestros pensamientos se encargaran de distraernos. Nuestros sentimientos pasaran a segundo termino quizá todo pospuesto por un año. En cambio nuestro corazón puede imponerse con ese deseo de sentirse bien cada día que avanzamos. Al impulso positivo la mente incorporara la formula del esfuerzo=recompensa y formaremos nuevos hábitos.

Atención a los procesos.

Nuestro corazón puede imponerse con ese deseo de sentirse bien cada día que avanzamos.  A la mente no lo quedara mas remedio que adoptar como habito lo que la lógica dicta.
Nuestro corazón puede imponerse con ese deseo de sentirse bien cada día que avanzamos. A la mente no lo quedara mas remedio que adoptar como habito lo que la lógica dicta.

Si solo los resultados contaran, no hubiéramos tantos aficionados pegados al televisor para ver los juegos deportivos. Sin embargo ver cada jugada, cada oportunidad, cada error y cada punto logrado nos hace vivir y gozar de los resultados. Es lógico que cada equipo tiene como objetivo ganar, pero es el “como” lo que hace la diferencia y mantiene entretenida y leal a la fanaticada. Tanto para los jugadores, como para los espectadores, participar o ver los juegos se convierte en un habito donde independientemente de los resultados, el proceso se vive. De manera creativa podemos transformar nuestros propósitos en entretenidos procesos que poco a poco se convertirán en hábitos. De igual manera podemos disfrutar de la ejecución de cada proceso aun cuando no hayamos llegado aun al resultado final. De hecho, si cualquier propósito no te hace sentir bien, quizá deberías replantearte el proceso que estas siguiendo. Comer sano, no significa seguir una dieta esclavizante que termine con tu energía y arruine tu estado de animo. De igual manera un plan de ejercicio no debe caer en extremos y agotamiento. Un plan de ahorro o guardar el orden con disciplina militar no deben arruinar tu relación de pareja o familiar.

Pon tu atención en lo que te hace bien.

Cada propósito debe encaminarse a darte satisfacción y formar parte de tu felicidad.
Cada propósito debe encaminarse a darte satisfacción
y formar parte de tu felicidad.

Una vez identificada la intención, nuestros siguiente paso debe ser poner nuestra atención en lograrla. Aquí es donde el Mindulness nos ayuda mucho. Nos enfocamos cada día en el aquí y ahora. Disfrutamos cada paso y sabemos hacia donde vamos. Como cuando ejercitamos nuestra atención plena, si nos distraemos de nuestra intención, volvemos a retomarla. No nos juzgamos por cada desvió, al igual que un jugador no se queda a medio campo a llorar su error. La intención esta ahí, la vida como el juego continua y hay que seguir intentándolo. Si algún pensamiento instigado por un comercial, nos hizo ceder a una tentación, dejamos los pensamientos de lado. Enfocamos nuestra atención a nuestra intención y comenzamos a sentir en ello tanta o mas satisfacción que la que nos brindo comer un pastelillo extra. No necesitamos reprocharnos ni declarar fallido el intento, solo necesitamos poner nuestra atención en lo que nos hace bien. Si realmente estamos atentos, notaremos que cuando comemos sano, cuando tenemos orden y cuando contamos con ahorros, nos sentimos bien, mejor.
Acostumbrarse o tener el habito de cuidarse es la manera mas fácil de quererse, de no olvidarse y de hacerse feliz a si mismo. Muy Feliz Año 2019. Este es el año en el que finalmente tus propósitos encontraron intención y espacio en tu corazón, el resto sera historia. Nos cachamos aquí en el próximo blog. #Besititos #ViVeBoNiTo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *